21 febrero 2009

Se pasó de la raya...

Cada vez que el pelo va poniendose largo tengo un gran problema, el tener que cortármelo.
Nunca usaría el pelo bien largo ni con colita - por más que me quede bien - y es muy molesto el tener que hacer deporte con el pelo metiéndose en la cara.

Ahora viene el problema... Al peluquero del barrio - Pablo - es una especie de "amigo" y sería como una traición irme a cortar a otra peluquería y pasar por la puerta de su negocio.
Pensé más de una vez excusas tontas como " Se me pegó un chicle y tuve que ir de urgencia a otro lugar " o " me lo corté en la costa" pero como no me animo a traicionarlo cada vez que el pelo va pidiendo un corte, yo acudo a él.

La cosa es que Pablo corta muy mal el pelo, es un asesino del cabello. Mientrás todos los peluqueros tardan media hora en hacer un corte, el tipo corta en 10 minutos.
Pero es un tipazo, ahí es donde entra a remorderme la conciencia el "engañarlo" con otro peluquero - que gay que sonó eso -.

De todos los peluqueros que fui es el único que no es gay y con el cual se pueden tener charlas de fútbol, de la vida, de mujeres. Para mi ir a su peluquería es como ir a terapia para los que van, uno se sienta ahí y cuenta todo sabiendo que hay un tipo que te escucha y te aconseja, yo lo aconsejo a él y así desde hace muchos años.

Sin embargo la pasada semana hubo un chispazo, algo que hizo que ponga en duda por lo menos hoy el seguir yendo a su peluquería.
Siempre me cortó mal pero esta vez se fue de tema, me dejo larga una parte, corta otra y lo peor es que creo que hay una relación inversamente proporcional entre la longitud de mi cabello con mi cara de pelotudo, cosa que ahora no me ayuda.
Siempre que uno sale de una peluquería lo hace con cierta paranoia, pensando que todos lo miran, percatados de su corte de cabello - lo que es una total pelotudez por es gente que ni te conocía - sin embargo cuando llegue a mi casa noté en la mirada de mi hermano que me habían asesinado.
Al otro día le pregunté a mi novia, que es más buena que el pan y me respondio " La verdad que no te queda muy bien, largo te quedaba mucho mejor pero igual sos hermoso y te sigo amando" , pese al tono de chiste y las risas, si lo traducimos es un : " Te queda para el carajo "
Mientrás que en el laburo todos dicen " Te queda bien así " , yo se que detrás de cada "te queda bien " hay un " Te queda para el orto ".
Y así estoy hoy, evito mirarme en el espejo, esperando día a día que crezca o que por lo menos se empareje un poco este corte casi amateur.

Igual estoy seguro de que cuando lo tenga largo de nuevo, como siempre sucede voy a volver a cortarme a lo de Pablo...

6 comentarios:

Kitty Wu dijo...

Ups...que jodido.Si fueras mujer, ya le habrias hecho la demanda!!besotesssss

Lucrecia dijo...

jajajajaja, me hiciste reír con tu problema "capilar", un grande Pablo, jajaa.

Los hombres suelen tener ese temita... Que tienen un peluquero que siempre es el mismo. En tu caos parece que no, pero por lo general es un viejo que le cortó al abuelo, al padre, a los tíos... De esos viejos que si da también te ponen espuma y te afeitan... No sé, pero es así. Y lo bueno de eso (para ustedes) es que el eterno peluquero, no es gay, jajaa.

En fin, me resultó muy simpático el posteo, jajaa. No te debe quedar TAN mal. Peor sería que no te de para salir a la calle, así que si te da para hacerlo es porque te queda para el orto, pero no TAN para el orto. Digamos que "zafa", jajajaa.

Además el pelo crece al toque. BesotE!!!


PD: Me mató eso de "voy a volver a cortarme a lo de Pablo", jajaja, un cliente fiel usted, jaja.

Julieta dijo...

tené cuidado eh! yo me cansé de pagar por algo que sentía que podia hacer yo, y me empecé a cortar el pelo solita.. Mi peluquero queda a dos cuadras de mi casa, asi que cada vez que pasaba me saludaba desde adentro y todo bien, hasta q una vuelta él estaba en la puerta y yo justo me lo habia cortado cortiiiiiiiiiiiiiiiito y me preguntó "que onda" y le dije q me lo cortaba yo y bla bla.
No sé si no me creyó, o simplemente engañarlo conmigo misma tambien es un problema, pero ahora me mira mal y me saluda con un movimiento de cabeza bastante turbio.
jaja, es enserio!


un beso grande
(y a tu pregunta de hace un tiempo, la respuesta es.. si, de Ferro.)

Diana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Diana dijo...

jajaja, ¡buenísima!
No sé si está mal, pero esta entrada me hizo reír...
Debes decirle: cortame con paciencia así conversamos más :P

¡Uy! me imagino la confusión que debes tener, pero si no te sientes bien con el corte mejor decirle lo que pasa, o como dice arriba contarle que ya empezaste a cortarte tu solo :P

¡Suerte con lo del cabello!
¡Qué tengas un lindo día!
Un besho.

Lin dijo...

Capaz que tu mejor opción es pagarle un curso de peluquería a Pablo y listo, a la larga te va a salir más barato.
El pelo crece! Y de todos los hombres que conozco, al 90% le queda cara de boludo después de un corte de pelo.
Despreocupate.