24 febrero 2009

El día que me comi una pelada...

Siguiendo con las historias de mi adolescencia; no puedo olvidar aquella noche en la que me comí a una pelada...

Yo venía detrás de una mina más grande - para variar - y cuando me dijó que iba a ir a un boliche no lo dudé dos veces y le dije que nos veiamos ahí.
Si la cosa se daba era para un "pim pum pam" y nada más, nunca hubiese salido con esa mina por todos sus mambos pero no voy a negar que le tenía ganas.

Fui completamente solo al boliche , es la única vez en mi vida que fui a bailar solo y la verdad que no lo recomiendo en lo más mínimo.
En esa época tomaba bastante - como todo adolescente - entonces cuando llegué me tome un tequila como para entrar en calor antes de ir a verla. (Eran esas épocas donde uno se pensaba que con un vaso de alcohol iba a estar más suelto y le iba a ir mejor en este tipo de casos).

Luego de recorrer el boliche un par de veces la encontré, me acerqué a ella y justo cuando estaba pensando como encararla veo que está con un grupo como de 8 amigos. No se si habrá sido que no quise encararla delante de ellos, si me puse celoso o si solo se me fueron las ganas pero lo único que se, es que esa noche fue la última vez que la vi. Me acerqué , la salude y me hice el indiferente diciéndole que iba a esperar a unos amigos - mentira - y cuando me estaba yendo del boliche como por arte de magia, metros antes de cruzar la puerta de salida me encontré con un grupo de buenos amigos que hacía mucho que no veía y ahi empezó la noche.
Sinceramente no me acuerdo bien que fue lo que pasó, le quise seguir el ritmo a un amigo que toma mucho y termine un tanto averiado.

Lo curioso es que yo - que soy cagón como pocos - esa noche encaré como loco, obviamente por los efectos del alcohol (Parecía el Conejito Saviola).
Tengo recuerdos difusos de esa noche, pero me acuerdo estar hablando con una mina que tenía unos ojazos azules hasta que nos empezamos a besar, y seguimos besándonos un buen rato hasta que escucho decir a uno de mis amigos " Dale que nos tenemos que ir ". Yo por dentro pensaba en lo boludos que eran mis amigos que me cortaban el momento hasta que uno agarrandome de la remera me separó de la mina, entonces lo miro y ahí fue cuando me dijo lo peor :
" Boludo, es pelada!! "

Dejo de mirar a mi amigo y con la poca lucidez que me quedaba me doy vuelta y la veo... era totalmente pelada y tenía solo una trenza - Era una mezcla de la mina de Alien con el Tailandes que peleaba contra Van Dame -.
En ese momento no pude evitar agarrarme la cabeza en medio del boliche.

Obviamente que todo el viaje de vuelta a mi casa me gastaron mis amigos y hasta el día de hoy que me sigo riendo con aquella historia.

12 comentarios:

Kitty Wu dijo...

Uy Fran...me parece qe el corte de pelo te dejo una experiencia taaaaaan jodida que te acordaste de ese mal momento....jojojo...YA CRECE FRAN!!!jajaja
Pelada???hay que estar muy ebrio fran, jojojo

Fran dijo...

Jaja que garcaa!
Pero tenía lindos ojos Kitty...

Los amigos del duende dijo...

EHHHHH... porque tan mal por una pelada... si estaba buena... sale como piña!!!!!

Nokenicus dijo...

Hola, pasando a saludar y tambien para invitarte a que pases y veas mi blog a ver si encuentras algo de tu agrado y si te gusta intercambiemos enlaces, una suerte de fucionar dendritas o algo asi diria yo,je.
Saludos y hasta la proxima.

Fran dijo...

nokenicus: No se son las/los dendritas pero voy a averiguarlo

Los amigos del duende: Si, que se yo... pero no es algo de lo que esté orgulloso.

Un abrazo

princesaazul dijo...

Jajaja! Pobrecito.. Son esas cosas que te hace el alcohol...
Pero bueno por lo menos te queda la anecdota.
Ahora lo de la pelada vino porque estas acomplejado con el tema del corte de pelo! Pero no te preocupes, ya va a crecer!

Laruliin dijo...

jajja , es la primera ves que me paso por este blog y la verdad me parece muy interesante que cuentes cosas de tu vida .
De esto que contaste solo me salen carcajadas! , pero que le vas a hacer? Esos son los efectos del alcohol,,,

Sofia V. dijo...

Hablando de lo anterior, si me cortan la oreja, les hago tremenda denuncia, o me regalan el corte minimamnete!
Y.. bueno que puedo decir... todos sabemos que efecto tiene el alchol... Todos tiene una historia negra en un boliche, vos tenes la historia de la pelada, que te capto con sus ojos y no te dejo ver mas haya!

Lin dijo...

Bueno che.. pero después de Natalie Portman en V de venganza, no podés ser prejuicioso con las peladas. Si estaba buena como Natalie, no tenés nada de que avergonzarte..


PD: Las dendritas no son las "ramitas" de las neuronas?

Lucrecia dijo...

OJO, coincido con Lin.

Una de mis amigas tiene una cara bellísima (es realmente muy muy linda) y en una época lima, a lo que se sumaba que años de decoloración le habían reventado el pelo, se le dio por pelarse.

No creo que haya habido ni un solo tipo capaz de decirle que no, pelada y todo. Seguía siendo un minón.

Besos.


PD: De última, peor hubiera sido si el blog llevaba de título: "La noche que me comí a un pelado". Y sí, cuando uno tiene un pedo groso, es capaz de cualquier cosa, jaja

Fran dijo...

Gracias a todos por comentar, me hicieron sentir por un momento que era un maniático del cabello. Confieso que es todo lo contrario, no me peino nunca ni soy de acomodarme el cabello y a diferencia de todos mis amigos no tendría miedo de quedarme pelado.

Princesa: Gracias, ya está creciendo
**

Laurilin: Gracias por pasar, me alegro que te haya gustado el blog.

**

Sofy: Tal cual, son las consecuencias de ser desmedido. Espero que te mejores de tu gripe

**

Lin: Si me hubiese comido a Natalie Portman todavía estoy dándole las gracias a Dios.
Me colgue con lo de las dendritas pero de hoy pasa eh

**

Lucre: Toco madera con lo del pelado, mamita!!

Las Buenas Nuevas dijo...

Me gusto eso de "la onda es reirse de todo", esa es la actitud.
Gracias por sumarte a las buenas nuevas, te esperamos con mas! Saludos!