16 febrero 2009

Propuesta Indecente (2)


Aceptada la oferta no quedaba otro remedio más que acudir al lugar con mi amigo :


Yo: ¿ Che, donde queda el boliche ?
El: En el centro...
Yo: ¿ En el centro ? ¿ Es un boliche o es un bar ?
El: Es un boliche, más precisamente queda en el once...


Eso no era un buen presagio, en el curso que hicimos nos enseñaron que el barman tenía que ser lo más banana posible, usar camisa o remera negra, vender siempre humo y presencia ; y el lugar al que estabamos llegando no parecía encajar con esos consejos.


Bajamos dos pisos por escaleras hasta llegar a un subsuelo , el boliche era un gran pista rectangular donde las paredes eran espejadas y sobre uno de los lados estaba la barra; una barra de unos 20 metros de largo que me llamó la atención dado que el boliche era un sucucho. ¿ Por que un boliche tan chico tenía una barra tan grande ?


Mientras empezamos con los preparativos previos a la apertura de la barra noté algunas cosas que nunca había visto, como que a un costado de la barra se vendían empanadas, o como que alternaban cumbia con folklore. Entonces ahí recien cái de que estaba en una de las tan famosas bailantas del once.

Se hizo larga la noche, era un ritmo de trabajo al que no estaba acostumbrado. Es asombroso lo que toma la gente en esos lugares - sobre todo cerveza y vinos -. Ahí entendí la razón del tamaño de la barra y la cantidad de personas que la atendíamos.


Hay dos cosas que no voy a olvidar de esa noche:


La primera fue una discusión con un cliente, un morocho de esos que dan miedo - Conste que voy a la cancha desde que nací y tengo bastante calle, pero esa cara es dificil de olvidar - cuando no me quiso pagar la cerveza y yo se la saque de las manos.
El tipo enloqueció, si no fuese por otro muchacho que lo frenó cuando estaba subiendose a la barra no se que hubiese pasado. Me dijo de todo y después de eso se quedó media hora apoyado en la barra diciéndome cada vez que me acercaba que me iba a esperar a la salida y me iba a matar, que de ahí no salía con vida y todo tipo de insultos.


El segundo hecho curioso se dió casi al terminar la noche cuando se acercó un patovica y me dijo que tres chicas se querían "acostar" conmigo, a lo que yo respondí con una sonrisa quitándole importancia pero este insistió y me las señaló. Estaban las tres saludándo a lo lejos y la verdad que había una sola que estaba muy bien, mientrás que las otras dos no servían ni para el envido.
La que estaba buena se acercó me repitió la propuesta comentándome que había un telo a la vuelta, pero como soy muy cagón le dije que estaba de novio en ese momento - mentira -. Ella me dijo que no se iban a dar por vencidas y que cuando cierre la barra "iba a ver". Al rato me puse a pensar y por dentro me decía " ¿ Vos sos conciente de lo que acabas de hacer ? No se te da nunca más "...

La noche se terminó, la barra estaba cerrada y metros antes de salir del boliche tenía una adrenalina como pocas veces. No sabía si me iba a tener que pelear o si me iban a apurar las "cachondas del once" . Lo raro es que nada de eso pasó y solo quedó el recuerdo de aquella noche..

- la noche que fui barman de una bailanta -

7 comentarios:

Diana dijo...

Vaya, una noche para no olvidar...

Y con la mención de las empanadas... ya me dio hambre, es en serio.

¡Qué estés bien!

noelí dijo...

por dios! difícil de llevar la gente habitué de las bailantas del once veo, jaja

Me alegro de que sigas vivo! jaja
besotees!

princesaazul dijo...

Jajaj que noche!
Menos mal que sobreviviste!

Kitty Wu dijo...

Jajajaja...Mi Dios Fran!!!Quiero conocer uno de esos zoologicos autoctonos porteños!!jajaja...

Kitty Wu dijo...

Jajajaja...Mi Dios Fran!!!Quiero conocer uno de esos zoologicos autoctonos porteños!!jajaja...

Lin dijo...

Jajajajaja! Qué noche teté!
Una vez un amigo me dijo que la mejor forma de sacarme encima a un hombre era encararlo de una y decirle que me lleve YA a un telo, hasta hoy no le creía jajaja
Después de algo asi, tu amigo como mínimo te debía un asado.

Seba-melli dijo...

jaja q de historias boludo!! lo de las minas me da desconfianza, capaz te afanaban, o capaz fue solo tu facha arrasadora :P