26 septiembre 2009

Las personas no se cambian ( Parte 2 )

Parecía que aquel verano le había caido un baldazo con agua a nuestro querido Rama. Hoy me cuesta entender entender como un tipo simpaticón y con un carisma único estaba dispuesto a ser un estereotipo de adolescente. Pero era lo que el quería y nosotros lo ayudamos. El acudió a nuestros servicios; una vez más Pedro y Pancho entraban en acción...

Esta vez no era nada fácil la misión, había que hacer que un pibe de 15 años y 90 kilos baje de peso considerablemente. No había que obviar el pequeño detalle de que Rama fue toda su vida el tipo más apasionado por comida que vi , describía los tenedores libres plato por plato, hacía gestos casi orgásmicos a la hora de hablar de las pastas y cada vez que pasabamos por una vidriera con aroma me daba un abrazo apasionado y me decía " Te quiero, viejo " . Es un tipo que se conoce todas las pizzerías y restaurantes de la capital, es como una Guía T pero de la comida.

Nos dividimos los roles con Pedrito :

Yo era el tipo que pudo hacerlo, yo era el ex-gordo que le daba ánimo a Rama. Le contaba mis técnicas, mis secretos y hasta me ofrecí para hacer ejercicio con él al terminar las vacaciones. Yo era el profesor copado que tiraba para el mismo lado que él.

Pedrito todo lo contrario, el era el profesor hijo de puta que siempre odias hasta que unos años después te das cuenta de que fue realmente el mejor. Pedro le decía las cosas con una crueldad nunca vista aunque no era con malda, el quería tocarle el orgullo a Rama. Ejemplo :

Pedro: Rama ¿ ves aquella mina ?
Rama (mientras se ponía colorado ) : Si, si la veo. Está linda ¿ Que pasa ?
Pedro: Así como estás nunca te va a dar bola ...mirate ¿ Si vos fuese ella te darías bola ?

Las vacaciones se terminaron, obviamente que Rama se comió la vida aquellos 15 días. Todas las fotos que tenemos son de asados, restaurantes, rabas en la playa, picadas , etc etc pero le dimos el visto bueno porque eran sus últimos días de gracia. Rama prometió seguir al pie de la letra las instrucciones al llegar a Buenos Aires... Allí todo iba a cambiar para siempre

11 comentarios:

Mathilde dijo...

ajajajaja "sí, claro"
seguiré esperando entonces para saber, hay más capítulos, cierto???

bien hijo de puta tu hermano, ah? me reí mucho imaginándome el tono que ocupó

qué buena historia

saludos!

Tararira dijo...

Jajajajaja que fenómeno Pedro!

... aguardando el próximo capítulo

Lito dijo...

"mirate ¿ Si vos fuese ella te darías bola ?" jajaja q cruel!

descalza camina dijo...

Qué duro! Pero a veces se necesita de esos cachetazos para reaccionar un poco.

Ahora, en cuanto a la pregunta.. no sé.. mi viejo tiene un lema que es algo así como: "la gente no cambia, empeora", pero QUIERO creer que no es así.

Un beso!

-vestida de olvido dijo...

AAAAAAAAAAAAAAAAAh quiero saber qué pasó con ramaa :)

Malala Mala dijo...

guachoooo me la estás haciendo re larga a la historiaaaaaaaaaa!!!!!!!!

P a t ! dijo...

mas mas mas mas

Tomás Münzer dijo...

Y, con esa dupla no podía fallar, los dos roles justos (el malo y el bueno)... qué loco, cuando me picó el bichito también bajé de peso, a puro ejercicio, qué tiempos aquellos, jaja, estaba hecho una pinturita, hasta los abdominales se me marcaban, igual no la ponía casi nunca :P

Zeithgeist dijo...

yo estoy en el mismo tramite con mi novio. Tratando que baje de peso. QUE QUILOOOMNBO POR DIOS

Juanita dijo...

A veces esas frases crueles son las que te despiertan!
Como sigue la historiaa?

+ dijo...

Sos cagón boka sos cagón
Sos cagón boka sos cagón