03 octubre 2009

Las Personas No se Cambian (3)

Pasaron los días y el entusiasmo de Rama por bajar de peso no se iba, todos los días me llamaba para consultarme lo que iba a comer al dia siguiente y así fue como con voluntad y trabajo de un día al otro " El Gordo Rama " pasó a ser " Rama ".

Sus casi 30 kilos de más en menos de un año desaparecieron pero con ellos se fueron un montón de cosas y vinieron otras.
Empezaron los complejos, las preocupacion por la apariencia, el cuidarse con las comidas, comprar solo cosas de marca . Relucieron de un día al otro un montón de cosas nuevas que cada día que pasaba me alejaban del viejo Rama .

El nuevo Rama empezó a relacionarse con el sexo opuesto así como también hizo nuevas amistades pero sin ser él mismo. Todo esto no lo tenía tranquilo, si bien estaba viviendo cosas nuevas él sabía que en el fondo era aquel gordito simpático y no el boludo materialista en el que se había convertido.

Así pasaron un par de años, Rama siempre me estuvo agradecido por haberlo hecho bajar de peso con Pedrito pero nosotros estabamos en parte arrepentidos. Queríamos al viejo Rama, capaz con un poco de egoismo pero es lo que queríamos al fin. No lo reconocíamos...

Con el paso del tiempo Rama volvió a parecerse al de antes y es así que mañana vamos a un tenedor libre del que me estuvo hablando 15 minutos por teléfono, describiendome todos los platos con ese tono de voz casi orgásmico que solo pone al hablar de la comida.

Las personas son como son, querelas u odialas pero no las cambies nunca

12 comentarios:

esmeralda dijo...

Me presentas a rama?
ajja

[ D a n i e l a ] dijo...

Y no, cada uno nace con su propia esencia... por más que intentes cambiarla, siempre va a estar presente.

Tararira dijo...

Queremos la reseña de Rama del tenedor libre!!!!!!!!!!

Mathilde dijo...

podría asincerarme contigo pero como esto es público no lo haré....
esta historia de Rama no sabes loa tingente que es respecto de los dilemas internos (en variados ámbitos) que he estado teniendo este último mes....
y la proto-conclusión siempre es la misma: sólo hay que quererlos...
sólo tienen que querernos...pero es que estan dificil no juzgarlos(nos)...
en fin.... tengo algunas ideas ya ordenadas para mi próximo post, ja! no creas que te plagio, porfa.

saludos!

Tomás Münzer dijo...

Engordó de nuevo? Y sí, por suerte volvió a ser el mismo, en esencia, que es lo que importa.

P a t ! dijo...

Mejor gordo simpaticon que flaco boton

Malala Mala dijo...

yo creo que la esencia nunca cambia... y si rama es más auténtico y feliz así, chau al flacooo!

en que andas franchu??

Pepita La Pistolera dijo...

Fran, deje de pasar xq abandone x completo todo esto. Entra a mi blog y te daras cuenta el motivo.

Pero ayer, releyendo todo mi blog, lei una firma tuya, alla por mediados de julio en la que me dijiste: "Este blog va a tener un final feliz, lo se".

Y lo tuvo nomas.

Besitos muy grandes!

Gise dijo...

Que genial con la frase que terminaste el texto. Es asi

Belo dijo...

Fran me dejas aca escrito tu mail asi te puedo invitar como lector a mi blog?
Un beso!

Laurita dijo...

POCOS ENTIENDEN ESTO!

_ Se puede aceptar o no, pero nunca CAMBIAR

. buenísimo .

Malala Mala dijo...

por donde anda franchu????