03 mayo 2009

La Plaza Del Barrio (1)...

Toda la primaria fui al turno mañana y después de llegar a mi casa y comer tenía toda la tarde para ir a jugar con los chicos del barrio. No se si eran otros tiempo o en mi casa me largaron prematuro, ahí estaba yo con mis 6 años recien cumplidos disfrutando de cada tarde con los chicos del barrio, esas tardes que tan rápido pasaban.


No hablabamos de chicas, no hablabamos de fútbol y mucho menos de trabajo o estudio; solo eramos nosotros jugando por horas hasta que caiga el sol.

Los chicos del barrio no eran mis compañeros de colegio, eran chicos que al igual que a mi los dejaban ir a la plaza solos o con sus hermanos mayores a pasar las tardes.


Eramos un grupo de 5 o 6 que nos encontrabamos todas las tardes a la misma hora y que juntos, con el paso de los años vivimos miles de lo que para nosotros eran aventuras.


Había varios grupos separados por edades y siempre los mayores tenían la razón, nunca hubo ningún tipo de pelea, cuando un grupo de pibes más grandes estaba en la cancha de fútbol, en las hamacas o en el arenero nadie los molestaba y esperabamos hasta que se vayan.


Algunos de los apodos que puedo recordar de los pibes de la plaza :


* Bombacha : Nunca supe bien su nombre, creo que era Manuel pero todos le decían bombacha porque un día llevó unos shorts muy cortos con forma de zunga. Hasta sus padres se hicieron cómplices del apodo.


* Kikito : Un pibe que hablaba como kiko y tenia los cachetes inflados, con la única diferencia que este muchacho se cayó por las escaleras y se rompió todos los dientes.


* Viruta : Fisicamente igual al hermano de Arnold en Blanco y Negro, o sea " Willys" de ahí venía su apodo.


* Poronga: Sin importar que sea una mala palabra todo el barrio le decía así, hasta los kiosqueros. Era el pibe más feo que vi y la verdad que tenía cara del apodo que recibió.


El futuro era inmenso para nosotros y no teníamos ningún apuro en que llegué, no queríamos ser grandes. Lo único que queríamos era seguir divirtiéndonos para siempre.....

Ahí estoy yo con mis 6 años , me acabo de dar cuenta que mi mamá me hizo usar tiradores... que bajón!

23 comentarios:

Figo dijo...

puedo decir que eras de esos niños adorables en foto (salvando el hecho que soy un 23añero hablando de niños de 6 años...), como te sentaron los años man??

es cierto que todos de pendejos eramos inocentes?

pobre pibe, poronga le decian jajaja

Paula, la malvada dijo...

ay, muy tierna esa foto... ¿como sigue la historia?

Isadora dijo...

Bombacha y Poronga
jajajaja
Tremendo

Qué linda historia Fran!

Y eras divino de pendejo, un muñeco!

Beso enorme!

Lin dijo...

Claro claro.. te hiciste el tonto y no nos dijiste cuál era tu apodo. No nos digas que Panchito, otro tiene que haber...
Lamentablemente no tenía ninguna plaza cerca de casa, pero como lo mio fue el suburbio nos juntabamos en la casa de algún amiguito y nos divertíamos ahi, aunque siempre quise tener un grupo "del barrio".

PD: Tus cachetes son lo más..

Lin dijo...

(y no, no quiero hablar del partido de hoy)

Ava Gardner dijo...

Es que los tiradores no pueden faltar...

Tu apodo... tu apodo...

La foto es tiernísima, pero la verdad es que me recuerda a los niños macabros de las historias de Stephen King... tiernos en apariencia, pero cuando pueden te engrampan...

Dany dijo...

mmm... esa foto me recuerda a Chuky...
o los niños del maíz!!!
º_º

[ D a n i e l a ] dijo...

Ay, qué lindo texto! Me llevó a los recuerdos de mi infancia ^^
En la foto tenés cara de haber sido bastante terrible xD Esa mirada de chico 'heavy' (?) jajaja

Flor dijo...

Que lindo no tener preocupaciones, ocupaciones y demas..
La foto, divina! (:

Kitty Wu dijo...

Fran, te lo voy a decir sin preambulos...tenes la mirada Magnum de Zoolander en esa foto!!!jejeje...
Te hubieran dicho Zoolander de chico, si la peli hubiera existido,jaja.
Besoooo!!

Angie dijo...

no eran tiradores, eso es de un enterito, que cosa, hay pero que niño más adorable.
y el apodo???

noelí dijo...

Yo también quiero saber cual era tu apodo!

Cecilia dijo...

No son tiradores es verdad es un enterito. Me sumo a la plegaria por saber tu apodo y también es cierto que eras muy bonito, pero tenías cara de medio terrible! jajaja

Pepita La Pistolera dijo...

Mientras firmo, me sigo riendo de los apodos. Bombacha y Poronga se llevan todos los premios.

Acaso usted quiere enamorar al publico femenino de su blog poniendo esa foto? jaja. No eran tiradores, era un bello enterito, y creo que alguien le saco esa foto a punta de pistola. jaja.
Igual esta precioso.


un beso grande PEPITO!

Pable dijo...

Señol Flan: ¿En serio habia un niño al cual sus padres llamaban Bombacha?

Si me decís que tu apodo era Panchito yo te creo.

Pable

Fran dijo...

Figo : Todos los pibes eramos inocentes y con cara de buenos aunque siempre hubo hijos de puta que calculo que serían Mini-hijos de puta.

El apodo de " Poronga " es uno de los mejores que escuché en mi vida.
***

Lin: Gracias Pequeña Lin, ahora todos piensan que tuve uno de esos apodos graciosos pero la verdad es que como bien dijo Pable, siempre me apodaron Panchito, Pancho, Chopán y todo tipo de apodos similares según la época como Pancho Y la Sonora colorada cuando cantaba "cachete con cachete" o Pancho Dotto cuando salía en la tele, pero Panchito fue uno de los más usados porque siempre fui el más chico del grupo. Bastantes complejos tenia cuando todos me decían panchito, entre los amigos todo bien para a la hora de las conquistas era más que dificil la tarea de conquistar el corazón de una damisela presentándose como " Panchito"

Fran dijo...

Lin (2): De River mejor ni hablar, ya son tantas las decepciones que nos vienen dando que tristemente van a lograr que nos acostumbremos. Ud que opina ?

**
Ava: O sos muy observadora o muy inteligente pero la pura y exclusiva verdad es que era un hijo de puta, era Daniel el travieso y lo peor es que nadie lo sabía salvo mi familia.

Mientras todas las viejas del barrio me pellizcaban los cachetes diciéndole a mi vieja " Ayy que ternura " ella me miraba como diciendo : " Si te conocieran bien..."

Fran dijo...

Kitty: Que malvado lo suyo ! Pero la banco igual.

Estoy analizando hacerme un tatuaje de Jaime Ross si Defensor elimina a boca de la copa

**
Angie: Toda la razón, era el uniforme !!
Con respecto al apodo me hubiese encantado que fuera " Salchichón" pero debo conformarme con " Panchito"
**

Noeli: Manden apodo al 2020 !

Fran dijo...

Cecilia : Me sacaste la ficha tal cual!

Con respecto a tu blog me pareció muy piola la nota que subiste del taller de Paula y la última de las palabras!! no pasé de colgado pero te lo digo por acá.
**

Pepita: Hasta tu forma de escribir me hace pensar que sos como yo pero con tetas... Solo que tenés muchas más victorias amorosas que yo.
**

Pable: Te lo juro por mi vieja, pero en la familia le decían " Bombachita" !!

con respecto al apodo sos el único que se la jugó y adivino por lo sencillo.

Un abrazo!

Lin dijo...

Lamentablemente ya estoy naturalizando el estado de cosas, eso es lo más triste... de cualquier forma tengo fé, y no creo que se necesiten victorias para ser más hincha, todo lo contrario.
Pero lo que duele es la actitud, la forma de jugar, la falta de huevos...
Esperemos que se revierta pronto..

Julieta dijo...

La plaaaza (L) yo también tuve de esas tardes en la plaza, eran todos nenes (maldita costumbre de que los hombres hagan cosas que a nosotras jamás nos dejaban) peeeero como la plaza quedaba enfrente de mi casa, mi mamá me dejaba ir y me miraba por el balcón.
Recuerdo la primera vez que me dejaron jugar a la pelota con ellos (siempre me quedaba en las hamacas cantando cancioncitas para alentar al chico que me gustaba), fue glorioso... Todos enanitos vestidos de verde (y si... ferro desde la cuna hasta el cajón, literalmente) con camisetas que nos quedaban enormes ("para que te dure!").

Qué lindas épocas!

Fran dijo...

Cierto que vos sos de Ferro Juli, pensar que mi plaza quedaría a menos de 10 cuadras de la tuya ... Capaz que te matí alguna que otra patada conociendome

natxus dijo...

Infaltables tiradores para la más tierna edad... No te sientas solo en esa historia, Je!

Yo tambien tenía mis amigos del barrio bien diferenciados, pero en el conurbano no necesitabamos plaza, nos juntábamos en la puerta.