16 octubre 2008

El tiempo es sabio

No soy de hablar de futbol en este blog pero lo que pasó ayer realmente me emocionó. Para las personas que no saben mucho de futbol o no tienen mucha memoria, Marcelo Bielsa fue el director ténico de le selección Argentina en las eliminatorias al mundial 2002. En esas eliminatorias termino primero batiendo todos los records de puntos y goles en eliminatorias, habiendose clasificado un año antes al mundial.

Todo el mundo lo conoce como el técnico que fracasó con le selección, el técnico que no pasó la primera ronda y es verdad... Pero el fútbol ( y yo como hincha de river lo puedo decir) es un deporte injusto donde no siempre gana el mejor ni el que más lindo juega sino el más efectivo.


Este señor se caracteriza por ir para adelante como trompada de mogolico, como sopapo de loco sea en la cancha que sea. Obviamente que a veces perdes, como nos pasó con Brasil o incluso en el mundial pero a mi nadie me quita la diversión, la adrenalina, la vertiginosidad con la se vivían sus partidos.




En ese mundial 2002 en el que todos catalogaron a la Argentina de hacer un papel desastroso, fue el equipo que más pateó al arco y menos le llegaron... pero eso bastó para que todos hablen mal y mal de este tipo. Este tipo nunca escondió las pelotas, nunca hizo que sus jugadores se queden tirados en el piso ni cambios ofensivos, campeón con Newells , con Velez, un tipo al que da gusto escuchar. Que arrojó frases como la siguiente:



"Uno vive y necesariamente necesita jerarquizar virtudes, decir éstas son las virtudes que rescato en los demás y quisiera para mí, que respeto, que valoro. A mí el deporte me dio ese parámetro. Yo aprendí por el deporte que la generosidad era mejor que la indiferencia, aprendí el valor de la significación del coraje, aprendí la importancia del esfuerzo y aprendí lo trascendente de la rebeldía. Son los tres o cuatro elementos con que yo después traté de orientar mi vida. No necesariamente tienen que ser ellas las elegidas, pero sí es indispensable que uno sepa cuáles son las virtudes alrededor de las cuáles quiere vivir."



“Yo no concibo el fútbol sin protagonismo. Tengo una atracción exagerada por la victoria. Y el protagonismo es el mejor camino para acercarse a ella. Mi intención siempre es ser protagonista. Creo en eso, me hace sentir seguro. Es más, me siento muy incómodo con la especulación. Desconfío porque la especulación siempre me defraudó, me golpeó. Jamás pensaría un partido especulatativo, no protagónico y que el equipo no tenga el objetivo de situarse en el campo contrario. En cualquier cancha y frente a cualquier rival. Hay un empalme más armónico entre la pretensión y la posibilidad. Creo en los líderes, son indispensables porque todos necesitamos ser conducidos. Los momentos difíciles exigen una figura referencial.”

4 comentarios:

Belo dijo...

Vos sos pro maradona?
Estoy estoy contra los maradoineanos.

Gise dijo...

Coincido con el primer post.. jajajaja
Pense que me ibaa encontrar con un post reflexivo, filosófico..sobre el tiempo y sus cualidades (?) pero.. futbol... naaaaaaaaa. Soy mujer y totalmente ajena al futbol. No cazo una.


Al margen, espero que duremos en el gym... aajajaja... yo lo amo, pero, soy demasiado vaga para todo, me cuesta arrancar, tanto como para decir "uh, me voy preparando que voy al gym" o "empiezo a estudiar".. me cuesta, me cuesta, pero una vez que ya estoy en el hecho cuestion, todo "piola" :P, no me saca nadie de lo que estoy haciendo... y menos del GYMMM :)


Besos Fran!

Giselita dijo...

fransciquitooooooooooooo... te trago la tierra? se extrañan tus comentarios!... bueno igual yo me ausento por un tiempo tb.. jaja!
besotesssssssssssss

Seba -melli- dijo...

Viendo los sucesores me quedo con Bielsa pero tampoco es que me encante. Ahora lo tenemos al Maradró, si hace bien las cosas como técnico lo apoyo, igual poner a Tristelme ya es hacer todo mal... si hace bien las cosas sería buen técnico a lo sumo pero basta de "D10S", como persona siempre demostró ser un sorete, se drogó y juró por las nenas q no se drogaba, siempre vende una imagen q no es, incluso en lo suyo, en el fútbol, se la pasó hablando mal de cuánto colega pudo.